Facebook aColor
Las robots sexuales comienzan a negarse a tener sexo con sus dueños
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp


20MINUTOS

Samantha, una muñeca sexual

El robot sexual inteligente ya es una realidad. Este pasado mes de abril se sabía que RealDoll X, la primera muñeca sexual robótica y con inteligencia artificial, estaba lista para salir a la venta por un precio que oscilaba entre los 14.000 y 18.000 dólares (entre 16.000 y 20.000 euros). Pocos meses antes, se publicó que un robot sexual de las mismas características había sido maltratado hasta acabar con piezas rotas, según contaban en la BBC.

Los creadores de estas robots han decidido dar un paso más en su programación y hacerlas aún más 'inteligentes' de manera que puedan llegar a negarse a tener sexo con sus dueños si detectan actitudes poco éticas o desagradables.

Es el caso de Samantha, la robot sexual diseñada por el ciéntífico catalán experto en nanotecnología Sergi Santos. Precisamente Santos está trabajando en la actualidad en una robot de las características de Samantha capaz de decir 'no' a su dueño en determinadas situaciones, según informan desde The Guardian.

Santos creó un algoritmo para Samantha, cuya piel es de TPE, tiene los ojos verdes, el cabello castaño, pesa 40 kilos y tiene unas medidas de 90-55-90. Este robot sexual incorpora un microprocesador en la cabeza que interactúa con el usuario y "nota cuando la tocas". Tiene tres modos de interacción: el familiar, el romántico y el sexual, a través del cual puede llegar al orgasmo si es estimulada, pero ahora también podrá negarse satisfacer a su dueño.

Según explican en Geek, este código moral añadido en Samantha le permite ahora decir 'no' y ya se han podido ver demostraciones de ello, como en el Life Science Center, en Reino Unido. ¿Esto qué quiere decir? Que obligará a su dueño a tener un mínimo de educación sexual con ella, de manera que exigirá que le susurren cosas bonitas al oído y ser acariciada, entre otros preliminares. Todo ello lo percibirá a través de sus sensores.

De lo contrario, si detecta una actitud violenta por parte de quien la use o se siente acosada, simplemente se apagará y quedará desactivada como si de un maniquí se tratase.

Opiniones de clientes
Cargando
FotoBox.com
04/11/2016
Xavier Martínez: Conocí a aColor por recomendación de un amigo. Desde el primer momento supieron captar mi idea, cómo quería que se viera mi web y cómo proyectar en ella mis expectativas.
Escucharon mis necesidades y supieron trasladar todas y cada una de ellas de una forma personalizada, combinando un diseño excelente con la capacidad de crear una web intuitiva y clara...
 
Todas las noticias
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat